BIZCOCHO DE ACEITE, LA MEJOR TARTA CON ACEITE.

BIZCOCHO DE ACEITE

Equipment

  • bol
  • Báscula
  • batidora electrica
  • globo batidor
  • molde para horno
  • Horno

Ingredientes

  • 4 unidades Huevos Aproximadamente 200 gr
  • 200 gr Azúcar
  • 200 ml Leche
  • 400 gr Harina floja o de repostería
  • 200 gr Aceite de girasol
  • 1 sobre Levadura química

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 200º. Engrasar el molde con la ayuda de una brocha y suficiente mantequilla, esparcir la harina hasta cubrir bien y luego retirar el exceso golpeando suavemente el molde.
  • Batir los huevos enteros junto con el azúcar con la ayuda de una
    batidora eléctrica hasta obtener una masa muy aireada y blanquecina. La
    preparación debe duplicar su tamaño y se notará a simple vista lo
    llena de aire que está.
  • Mezclar en un bol, la harina con el polvos de hornear, añadir la leche y la preparación de la harina alternando poco a poco para terminar por agregar el aceite y batir hasta que la mezcla este homogénea.
  • Con la mezcla preparada, debemos verter en el molde e introducir en el
    horno. Una vez dentro, bajamos la temperatura a 180º y se debe hornear
    hasta que la superficie esté dorada o hasta que al introducir un palillo
    o cuchillo este salga limpio (aproximadamente 20 minutos para un molde
    de 20 cm de diámetro.)
  • NOTA: Es muy importante NO ABRIR EL HORNO durante los primeros 20 minutos de cocción.

BIZCOCHO DE ACEITE.

Las tartas con aceite son un tipo de pastel tradicional que ha sido popular en Europa durante siglos. El origen exacto de esta deliciosa golosina es incierto, pero se cree que tiene sus raíces en la antigua Grecia y Roma, donde se hacían galletas con aceite de oliva y harina de trigo.

En el siglo XVII, las tartas con aceite se hicieron populares en España y se convirtieron en una deliciosa golosina para acompañar el café o el té. La versión española incluía aceite de oliva, azúcar, limón y canela.

Con el tiempo, las tartas con aceite se extendieron por toda Europa y se adaptaron a los ingredientes locales. En Portugal, por ejemplo, se añadían nueces y pasas, mientras que en Italia se hacían con aceite de girasol y anís.

En la actualidad, las tartas con aceite son una deliciosa golosina en todo el mundo y se han adaptado a muchas culturas diferentes. En los Estados Unidos, por ejemplo, se hacen con mantequilla y azúcar moreno y se utilizan como una base para pasteles y tartas.

En conclusión, las tartas con aceite son una deliciosa golosina con una rica historia y tradición culinaria. Con su sabor dulce y crujiente, son una opción perfecta para el desayuno o la merienda y se pueden personalizar con una amplia variedad de ingredientes para adaptarse a cualquier paladar.

¿Qué es un aceite?

Aceite es aquel líquido que se encuentra en botellas, tanto plásticas como de cristal, que no se mezcla con agua y que utilizamos para cocinar.

Los colores varían dependiendo de donde se obtengan. Por ejemplo el de oliva tiene un color verde pantano, el de maíz dorado oro y el de sésamo tostado pardo.

Estos “líquidos” son el resultado de un proceso mecánico de prensado, donde se tritura un fruto o una semilla. Posteriormente se obtiene una especie de pasta que se somete a presión para extraer un líquido.

En esta parte del proceso aún no lo podemos llamar aceite, de este prensado obtendremos un líquido viscoso que se deja reposar. La sustancia se separará en dos, uno que será el zumo del fruto o la semilla y el otro claramente en aceite. Finalmente se decanta varias veces, eliminando el «zumo» casi en su totalidad y obteniendo el aceite.

Imagina por un momento que estas comiendo una tostada con tomate de desayuno ¿te la imaginas sin su sabor característico a aceite de oliva?

Intenta ahora saborearlo, o intenta imaginarlo con otro aceite ¿Cuál de ellos logras saborear?

.

Tu paladar y tus orígenes.

Si en mi casa desayunáramos tostadas de tomate y aceite te aseguro que este sabría a aceite de maíz.

Para mí el aceite de oliva es un producto tan exclusivo, que recuerdo que en casa la única persona que lo consumía a diario era mi abuelo, de origen portugués.

¿Cómo olvidar esa pequeña lata dorada de forma cuadrada la cual tenía como símbolo un gallo y la palabra “AZEITE” en ella?

Este ingrediente es muy especial. Profesionalmente la primera vez que me atreví a hacer algo únicamente con aceite de oliva fue en un menú de preparaciones europeas. Usé el líquido para montar una mahonesa al azafrán como acompañante de una Bouillabaisse.

Ahora estoy a mas de 5 mil kilometros de casa y aquí donde me encuentro viviendo, el aceite de oliva es un producto de uso general. No se suele escatimar en su uso y existen muchas mas variedades de las que había podido imaginarme.

Mi viejo amigo el aceite de maíz, en cambio, es un poco más díficil de conseguir y cuando lo encuentras, viene ligado a otros aceites en presentaciones especiales para freír. El de girasol, por su parte, sigue siendo usado para cuando se requiere freír en grandes cantidades.

Pienso que todo depende de la  disponibilidad de los ingredientes; cuando creces en un país donde el aceite de maíz es el mas utilizado imaginas que es por que se cultivan mazorcas de calidades supremas.

Cuando viajas en tren desde el norte y comienzas a entrar en la comunidad de Madrid encuentras sembradíos infinitos de girasoles. Entonces, puedes comprender porque desayunar productos fritos como los churros y las porras, es lo habitual.

Volviendo a casa

Vuelvo a mi lugar de origen, donde no existía competidor para el aceite de maíz, ni siquiera las grasas sólidas como la mantequilla o las margarinas.

En el área de la pastelería, la mantequilla por motivos económicos perdía presencia y se popularizaron los bizcochos hechos con aceite.

Me emociona pensar que el origen de esta tarta, con base de aceite, pudo ser un acto común del día a día. Una conversación o un intercambio de ideas entre vecinos.

Para mí los resultados son bastantes aceptables, se consigue un bizcocho intermedio entre los de mantequilla y genovesa. Recordemos que la genovesa es un bizcocho seco, para mojar, y el de mantequilla por la cantidad de grasa dificulta la absorción de líquido.

El bizcocho de aceite es un punto intermedio en muchas de las características entre el pastel genovés y el pan de España (poundcake).

Consejos de preparación del bizcocho de aceite

  • Escoje bien el aceite; si no deseas que el aceite aporte fragancias debes escoger un aceite neutral, cuyo color, aroma y sabor no afecten el resultado. En cambio, si quieres dar un toque extra puedes usar aceites con fragancias de tu gusto: girasol, maíz, canola y oliva.
  • La textura: recuerda que la emulsión es diferente, el aceite tiene una textura propia, por lo que la mezcla no tendrá una textura parecida a la del bizcocho de mantequilla. Será mucho mas líquida.
  • El color: cada ingrediente aporta un color, si usas oliva virgen extra tendrás un tono verdoso, otros aceites mas claros te darán tonos parecidos al beige
  • Los huevos: los huevos frescos y a temperatura ambiente (20º es la mejor temperatura).
  • La harina: añadir siempre con colador, es una regla de oro.