LA TARTA SUAVE DE TODA ITALIA, EL BIZCOCHO GENOVÉS.

Receta Bizcocho Genovés

Bizcocho muy esponjoso, típico de la región de Génova en Italia. No lleva materia grasa extra. Muy facil de hacer, solo necesita tres ingredientes. Muy útil para postres donde el bizcocho se humedece o emborracha.
Plato bizcocho de mantequilla, bizcocho genovés, bizcochuelo, cake, Dessert, panqué, postres, poundcake, tartas
Cocina genova, Italian, italiana
Keyword bizcocho, receta
Tiempo de preparación 25 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 55 minutos
Raciones 1 porciones

Equipment

  • bol
  • Báscula
  • batidor manual
  • batidor electrico
  • molde para horno
  • Horno

Ingredientes

  • 4 unidades Huevos 200 gramos aprox.
  • 100 gr Azúcar
  • 100 gr Harina de trigo floja

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 200º. Engrasar el molde con la ayuda de una brocha y suficiente mantequilla, esparcir la harina hasta cubrir bien y luego retirar el exceso golpeando suavemente el molde.
  • Batir los huevos enteros junto con el azúcar con la ayuda de una batidora eléctrica hasta obtener una masa muy aireada y blanquecina. La preparación debe duplicar su tamaño y se notará a simple vista la cantidad de aire que le aporta un buen batido.
  • Con la ayuda de un colador cernir la harina de trigo y con una lengua de pastelería vamos a mezclar suavemente con un movimiento de adentro hacia afuera para evitar la pérdida de aire de la preparación.
  • Con la mezcla preparada, debemos verter en el molde e introducir en el horno. Una vez dentro, bajamos la temperatura a 180º y se debe hornear hasta que la superficie este dorada o hasta que al introducir un palillo o cuchillo este salga limpio (aproximadamente 20 minutos para un molde de 20 cm de diámetro.)
  • NOTA: Es muy importante NO ABRIR EL HORNO durante los primeros 20 minutos de cocción.

Bizcocho genovés, ¿Qué es?

Un Bizcocho Genovés o Genovesa es una preparación de la pastelería clásica, consiste en una especie de panecillo dulce que contiene una miga elástica, esponjosa y también una corteza dorada y fina.

El bizcocho genovés o genovesa es considerada una de las masas básicas de toda la repostería y esto se debe a que su receta sirve como punto de partida a una innumerable cantidad de tartas y postres.

Bizcocho genovés, ¿De dondé es?

El nombre de bizcocho genovés ya nos indica rápidamente de donde proviene, esta preparación es típica de la ciudad de Génova, al noroeste de Italia, muy cerca de la frontera con Francia.

La receta del bizcocho genovés no tardaría en llegar a Francia y allí la llamarían Genoise, a día de hoy la Genoise tiene un protagonismo muy importante en la cultura gastronómica francesa, sirviendo como base a una gran cantidad de preparaciones.

¿De qué está hecho el bizcocho genovés?

El bizcocho genovés es una de las preparaciones más sencillas de toda la pastelería, para su preparación solamente necesitamos huevos, harina y azúcar; debido a su sencillez esta receta es capaz de servir como base para muchas otras.

La receta básica de este bizcocho consiste en 2 partes de huevos, una de azúcar y otra de harina, dicho con otras palabras, por cada tanto de Huevos se utilizará la mitad de azúcar y de harina; un claro ejemplo sería que para un bizcocho de 4 huevos (200 g) se usaran 100 g de azúcar y 100 g de harina de trigo.

¿Cómo se preparará un bizcocho genovés?

La manera clásica:

Para preparar un bizcocho genovés de la manera más tradicional posible, debemos partir mezclando los huevos enteros y el azúcar sobre un baño de maría. Mientras la mezcla va ganando temperatura, los huevos en combinación con el azúcar serán capaces de conseguir una mezcla bastante estable y uniforme que se podrá trabajar sin mucho esfuerzo hasta llegar al famoso “punto cinta” (Termino usado en la pastelería que hace mención al momento en el que la masa puede crear y sostener figuras como las de una cinta).

El aumento de la temperatura en los huevos gracias al uso del baño de maría, además de ayudar a crear una mezcla más estable, colabora de forma activa incrementando la capacidad que tienen los huevos de disolver los granos de azúcar.

Los ingredientes secos deberán ser agregados a la mezcla una vez sean tamizados para así garantizar que estén libres de grumos, el movimiento debe ser suave y de manera “envolvente” con el objetivo de evitar la fuga de aire de la preparación.

Esta masa se introduce en un molde engrasado y enharinado y se hornea en temperaturas que oscilan entre los 180 °C y los 190 °C (356 °F – 374 °F) por espacio de 30 a 60 minutos dependiendo del tamaño del molde (moldes redondos) la tradición dicta que este bizcocho se acostumbraba a cocinar en placas rectangulares o cuadradas, en este caso el tiempo de cocción es mucho menor.

Para garantizar la cocción absoluta del bizcocho se usará la técnica del palillo o el cuchillo, este se introducirá en el centro del molde y deberá salir limpio. De no ser así, aún debemos cocer un poco más el bizcocho.

Otras formas:

También se puede preparar un bizcocho genovés aplicando el método de separar los huevos en claras y yemas, las claras se montan a punto de nieve con una parte del azúcar, mientras que en otro recipiente las yemas se creman con el azúcar restante, una vez todo en su punto las claras se agregan poco a poco a las amarillas. Y por último los secos previamente tamizados en movimientos envolventes, procurando, de igual forma que el otro procedimiento, mantener la mayor cantidad de aire posible en la mezcla.

Además, en algunas regiones y dependiendo del uso del bizcocho genovés, puede agregarse una pequeña parte de mantequilla derretida en el último momento del batido, ya con los secos incorporados, esto únicamente aportará algo de color y una pequeña sensación de humedad en el resultado final.

Características del bizcocho genovés.

El bizcocho genovés se caracteriza por su textura seca, esto se debe a la falta de materia grasa en su receta. Tiene una miga bastante aireada, una corteza dorada, pero fina y una textura esponjosa.

Usos del bizcocho genovés.

Tradicionalmente la genovesa se solía hornea en moldes con forma cuadrada o rectangular en forma de finas planchas, esto con la finalidad de construir las capas que se utilizan en los pasteles rellenos.

Debido a la naturaleza seca de este bizcocho, se suelen humedecer con líquidos que van desde jarabes a licores y de zumos hasta infusiones o café.

Las preparaciones más comunes son: El brazo gitano y todas sus variedades y posibles improvisaciones, planchas base para los postres que utilicen helados, tartas rellenas de cremas o natas y bizcochos mojados o borrachos como podría ser la tradicional tarta tres leches latinoamericana.