Tarta de mantequilla y canela.

Coffee cake

El origen de la coffee cake es un tema de mucho debate entre los historiadores de la alimentación y los expertos culinarios. La torta es un postre popular y querido que ha sido disfrutado por generaciones, pero los orígenes exactos de la torta son algo misteriosos y a menudo objeto de intensas controversias.

Una de las referencias más antiguas conocidas a la coffee cake se puede rastrear hasta la Europa medieval, donde se llamaba «gugelhupf». Esta torta era un pan dulce con levadura que a menudo se sazonaba con especias y nueces y se servía con café o té. La torta era un ingrediente básico de la cocina alemana y austriaca, y se decía que se servía en celebraciones y ocasiones especiales.

A medida que el café se hizo más popular en Europa en los siglos XVI y XVII, la torta evolucionó para estar más asociada con la bebida. En el siglo XVIII, la coffee cake era un elemento básico en las cafeterías de Inglaterra, donde se servía como un dulce para acompañar una taza de café.

En América, la coffee cake fue introducida por los colonos de Europa, que trajeron consigo sus recetas y técnicas de horneado tradicionales. La torta se hizo popular en América, y a menudo se servía en desayunos, brunchs y otros encuentros sociales. Con el tiempo, la torta se adaptó a los gustos americanos y se crearon nuevas variantes que incorporaban ingredientes como frutas, nueces y especias.

Hoy en día, la coffee cake es un ingrediente básico de la repostería americana y se puede encontrar en una amplia variedad de estilos y sabores. Desde el tradicional «gugelhupf» de estilo alemán hasta la moderna torta con cubierta de migas, hay una coffee cake para satisfacer cada gusto y ocasión.

Aunque los orígenes exactos de la coffee cake nunca se pueden comprender por completo, una cosa es clara: esta deliciosa torta tiene una larga y rica historia que está entrelazada con la historia del café y la evolución de la repostería. Ya seas un fanático de la clásica versión con cubierta de migas o prefieras un toque más moderno, hay una coffee cake que está destinada a deleitar tus papilas gustativas y a hacerte sonreír.

Síguenos en Instagram y mantente al día de nuestro contenido: @mantequijazz

COFFEE CAKE CON MANTEQUILLA

Equipment

  • bols
  • batidora electrica
  • batidora manual
  • molde para horno
  • Horno
  • Báscula

Ingredientes

  • 200 gr Mantequilla
  • 215 gr Harina de trigo
  • 10 gr Bicarbonato
  • 15 gr Polvo de hornear Royal (1 sobre)
  • 3 gr Sal
  • 200 gr Azucar
  • 100 gr Huevos (2 unidades)
  • 100 gr Leche

Elaboración paso a paso

  • Engrasar un molde de 20 cm de diametro, con la ayuda de una brocha y un poco de mantequilla y harina. Pre calentar el horno a 200º C ó 392º F.
  • Teniendo los ingredientes a temperatura ambiente (Huevos, leche, mantequilla), procedemos a pesar cada uno de ellos segun lo indica la receta.
  • La harina, el bicarbonato, el polvo de hornear y la sal. Deben ser pesados por separados y luego mezclados en un solo bol, lo reservamos.
  • En el bol donde mezclaremos agregamos la mantequilla y el azucar, batimos hasta pomar la crema y perder de vista los granulos de azucar.
  • Agregamos los huevos uno a uno, para evitar riesgos de cortar la mezcla.
  • Colocamos un tercio de la mezcla de la harina y batimos a baja velocidad, debemos alternar el batido con leche y el resto de la harina, de manera de evitar cambios bruscos en la densidad de la mezcla.
  • Una vez agregado todo los ingredientes, vamos a verter en nuestro molde de 20 cm de diametro tres partes de la mezcla de bizcocho.
  • Esparcimos crumble y fritos secos, terminamos de cubrir con el restante de la mezcla y la ayuda de una espatula pequeña.
  • Ya cubierto, colocamos una nueva capa de crumble procurando no exagerar en la cantidad.
  • Horneamos a 180º C ó 350 F en el centro del horno, con la rejilla como base durante 35 minutos, o hasta que la prueba del palillo resulte limpia, hay que dejar pasar minimo 20 minutos para poder abrir el horno y asi evitar fallas en el bizcocho.
  • Dejar enfriar, y desmoldar.