BROA DE MILHO, EL PAN DE MAÍZ QUE NACIÓ EN PORTUGAL.

BROA DE MILHO

Equipment

  • Báscula
  • bol
  • Horno
  • Bandeja de horno
  • Papel de horno
  • vitroceramica

Ingredientes

  • 259 gr Harina de maíz crudo (no maizena ni harina de maíz precocida)
  • 111 gr Harina de centeno o harina de trigo
  • 215 ml Agua
  • 10 gr Sal
  • 7 gr Levadura

Elaboración paso a paso

  • Preparar y enharinar las bandejas de horno. Precalentar el horno a 210º.
  • Llevar a ebullición 130 gramos de agua. En un bol limpio, colocar la harina de maíz y escaldar con agua caliente, dejar enfríar. Diluir la levadura en el agua fría restante.
  • En otro bol, mezclar la harina con el agua sobrante, agregar poco a poco la preparación de maíz. Una vez agregado todo el maíz, incorporar la sal.
  • Amasar durante 15 minutos. Trabajar la masa para desarrollar en ella algo de gluten.
  • En otro bol espolvorear harina, hacer una bola con la masa y colocar dentro del bol con harina. Tapar y dejar fermentar por 60 minutos.
  • Al pasar los 60 minutos, agitar suavemente el bol para cubrir bien la masa con harina y volcar en la bandeja. Hornear durante 25 minutos o hasta obtener una costra gruesa y oscura.
  • Sacar del horno y esperar como mínimo 12 horas para cortar y comer el pan, los almidones del maíz necesitan tiempo para asentarse.
  • Dejar enfriar fuera del horno.

BROA DE MILHO O PAN DE MAÍZ.

es un tipo de pan tradicional de Portugal y Galicia, en el norte de España. Se hace con harina de maíz y se caracteriza por su textura densa y su sabor a maíz.

La broa de milho tiene una larga historia que se remonta a la época en que los romanos introdujeron el cultivo de maíz en la región. Con el tiempo, la harina de maíz se convirtió en un ingrediente básico en la cocina de la región y se utilizó para hacer una amplia variedad de alimentos, incluida la broa de milho.

A lo largo de los siglos, la broa de milho se convirtió en un pan muy popular en Portugal y Galicia. Se decía que era un pan muy resistente y se podía conservar durante mucho tiempo sin descomponerse, lo que lo hacía ideal para los trabajadores que necesitaban llevar comida consigo durante días de trabajo.

Hoy en día, la broa de milho sigue siendo un pan muy apreciado en Portugal y Galicia. Se puede encontrar en tiendas y panaderías locales y se suele servir con queso, jamón y otros aperitivos. También es común utilizarlo para hacer pan con albóndigas y otros platos.

En resumen, la broa de milho es un pan tradicional y muy querido en Portugal y Galicia, con una larga historia y un sabor único a maíz. Se puede disfrutar de muchas maneras diferentes, desde como aperitivo hasta como ingrediente en platos más elaborados..