BIZCOCHO DE MANTEQUILLA, EL ORIGEN DE TODAS LAS TARTAS.

BIZCOCHO O POUND CAKE

Equipment

  • bol
  • Báscula
  • Horno
  • Bandeja de horno
  • batidor electrico
  • molde para bizcocho

Ingredientes

  • 200 gr Azúcar blanca
  • 200 gr Harina
  • 200 gr Mantequilla o margarina
  • 4 unidades Huevos Aproximadamente 200 GRAMOS

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 200º. Engrasar el molde con la ayuda de una
    brocha y suficiente mantequilla, esparcir la harina hasta cubrir bien y
    luego retirar el exceso golpeando suavemente el molde.
  • En un bol, batir la mantequilla o la margarina con el azúcar, el resultado tiene que ser una preparación cremosa y blanquecina, no deben quedar granos visibles de azúcar. Este proceso es conocido como cremar la mantequilla.
  • Agregar los huevos uno por uno, a velocidad baja-media para emulsionar bien y evitar que se corte la mezcla.
  • Agregar la harina por partes y continuar batiendo (pasar por un tamiz o colador para garantizar que no existan grumos,
  • Una vez esté la mezcla preparada, colocar en el molde y meter en el horno bajando la temperatura a 180º. Hornear entre 25 - 35 minutos o hasta que la pinchemos con un palillo y este salga seco.
  • NOTA: Es muy importante NO ABRIR EL HORNO durante los primeros 20 minutos de cocción.

BIZCOCHO DE MANTEQUILLA

El bizcocho, bizcochuelo, queque o torta; es un pan: dulce, flexible y fofo que tiene una corteza dorada y delgada.

Es una preparación básica y muy antigua que nació con el oficio del panadero y que con el paso del tiempo salto al del pastelero, refinándose cada vez un poco más. Hoy en día es el origen de muchas otras recetas que son dulces por lo general.

EL ORIGEN

Se sabe que el origen del bizcocho es muy antiguo, aunque no existe información que lo confirme, muchos historiadores ubican su primera aparición en la época de Ramsés III en Egipto en el siglo X a. de C.

La palabra bizcocho, como la utilizamos el día de hoy, proviene del latín “biscoctus”, que se traduce como “cocido dos veces”, una vez salido del horno, el bizcocho se tenía que introducir nuevamente, esta vez sin molde, con el objetivo de que secase y que su vida útil fuera mucho más duradera, el resultado es una especie de pan seco.

Al ser una preparación tan antigua, la gran mayoría de lugares, ciudades y pueblos tienen en su recetario tradicional una receta propia.

No fue sino hasta el siglo XVIII que aparece en Europa un bizcocho como el que conocemos hoy, este evento se le atribuye a un pastelero llamado “Giobatta que ejercía su profesión en el Madrid de Felipe V, esta es la razón de por qué en muchos lugares del mundo se le conoce a esta preparación como “Pan de España”.

Con el paso del tiempo la receta de pan de España fue mutando mientras se movía por diferentes territorios, uno de esos cambios importantes fue cuando se le agrega grasa en forma de mantequilla o manteca, dando así el origen del Pound cake.

Este nombre anglosajón fue derivando a lo largo de Latinoamérica, transformándose en los nombres por el cual el bizcocho es conocido hoy en día, Queque usado en Chile, Perú, Costa Rica, proviene de la palabra cake, mientras que, Panqué o Ponqué típico nombre de Venezuela, Colombia y Centroamérica nace en un error lingüístico producido por la mezcla de las palabras inglesas pound y cake.

LOS INGREDIENTES DEL BIZCOCHO DE PANTEQUILLA

La receta más tradicional de esta preparación consiste en una libra (450 gramos) o pound en inglés de los cuatro ingredientes básicos de la pastelería, harina, huevos enteros, mantequilla y azúcar, un ejemplo claro del pound cake sería: 450 g de harina, 450 g de huevos, 450 g de mantequilla y 450 g de azúcar.

A día de hoy las medidas pueden variar para conseguir diferentes resultados y tipos de bizcocho, pero la regla básica consistía en respetar la misma cantidad de los ingredientes.

¿Cómo se prepara el pound cake o bizcocho?

Existen diferentes formas de preparar un pound cake:

La manera más tradicional:

Se creman con la ayuda de una varilla o batidora eléctrica, la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema blanca y lisa donde no se aprecien grumos ni granos de azúcar.

Se le agregan los huevos de poco a poco, esto puede hacerse por unidades o mezclando de a pocas cantidades un preparado de los huevos batidos, es muy importante que todos los ingredientes estén a la misma temperatura, esto va a evitar que la mantequilla y la grasa de los huevos no se mezclen bien y corten la preparación.

Una vez la preparación hecha, se agrega luego de tamizar, por lo menos dos veces la harina, esto debe realizarse por lo menos en dos tandas, lo recomendable es que sea hecho en tres.

Se vierte en el molde previamente engrasado la preparación y se le lleva al horno por un tiempo de 45 minutos a 60 minutos aproximadamente, dependerá también el tamaño del molde y la forma del mismo.

Con los huevos separados (forma francesa):

Se bate la mantequilla con la mitad del azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y muy pulida.

Se separan los huevos en claras y amarillas, las claras se montan a punto de nieve junto con el azúcar restante y las amarillas se baten ligeramente, se unen estas dos preparaciones y se incorporan a la mantequilla cremada.

Se tamiza la harina varias veces y se le integra con movimientos envolventes hasta que este todo homogéneo. Se introduce en el molde y se hornea.

Con la mantequilla derretida:

Primero debemos derretimos la mantequilla y reservarla. Batimos los huevos con el azúcar a baño de maría hasta alcanzar el punto “cinta” en este momento habrán duplicado su volumen, se vierte la mantequilla derretida en la mezcla de los huevos y el azúcar y se mezclan con movimientos envolventes, es importante entender que las temperaturas de los huevos y la de la mantequilla tienen que ser muy parecidas, si alguna está más fría que la otra la mezcla va a cortarse.

Se tamiza la harina varias veces y se le agrega a la mezcla en tandas, se vierte en el molde y se hornea.

Temperatura y tiempo de cocción.

Los bizcochos cargados de grasa, como lo son el pound cake, tienen que cocerse a una temperatura relativamente baja por mucho tiempo, La temperatura puede variar desde los 160º C / 320 °F a 180 °C / 356 °F y el tiempo dependerá del tamaño del molde, pudiendo ser desde los 45 minutos a pasar la hora de horneado.

Características del pound cake.

Los pound cake son bizcochos que aguantan muy bien el paso de los días debido a la alta cantidad de materia grasa que tiene su receta, esto los convierte en un bizcocho que puede ser almacenado sin necesidad de refrigerar por varios días.

Son usados como bases para tartas rellenas y soportan buenas cantidades de crema y merengues, no suelen empaparse con líquidos, siropes o salsas porque la cantidad de mantequilla dificulta un poco su absorción.

Tienen una miga muy compacta, esto los hace ideales a la hora de que necesitemos congelar alguno que otro. Esa misma miga compacta da estabilidad a las planchas que son usadas en las tardas rellenas o los brazos gitanos.

Usos del pound cake.

Esta preparación tolera muy bien que se le adicione cualquier ingrediente seco a la mezcla, algunos ejemplos de eso son chipas de chocolate, frutos secos, fruta confitada, entre otras cosas.

Si se corta en planchas puede usarse como base para bizcochos rellenos.

Se puede hornear en moldes redondos o alargados, cuando se hace en moldes alargados se llama plumcake, haciendo referencia debido a la forma que tienen muchas tartas de frutas tradicionales que se consume en muchos países durante la época de las navidades-